ResoFus Alomar

Tratamiento MRgFUS mioma adenomiosis osteoma osteoide

¿Qué es MRgFUS?

Versión para impresiónSend by emailVersión PDF

""Imagine que su médico pudiese ver el interior de su cuerpo, encontrarle el mioma y tratarlo sin realizar ningún corte o incisión.

Esta es la idea detrás del procedimiento llamado MRgFUS.

Cirugía no invasiva, sin heridas ni cicatrices

El MRgFUS es una técnica de cirugía no invasiva basada en un haz de ultrasonidos focalizados (FUS) guiados por resonancia magnética (RM). El término MRgFUS corresponde a las siglas en inglés de Magnetic Resonance guided Focused Ultrasound Surgery.Mioma uterino o fibroma uterino tratado con ultrasonidos

La tecnología MRgFUS combina la energía generada por un haz de ultrasonidos inocuos que se concentran en un punto (para el tratamiento) y las imágenes generadas por resonancia magnética (para la planificación, control y seguimiento), permitiendo al médico identificar claramente el mioma (fibroma) y controlar de forma óptima y continua el tratamiento, todo en tiempo real.

Con las imágenes obtenidas por RM, además de los miomas uterinos, también se puede detectar la presencia de otras anomalías como la adenomiosis. En un mismo procedimiento de MRgFUS podemos tratar simultáneamente fibromas y adenomiosis.

Funcionamiento del sistema MRgFUS

Cirugia no invasiva para tratar los miomas uterinos

Primero, el médico identifica la zona a tratar con imágenes de RM correspondientes a la región pélvica y selecciona los fibromas, ya sea uno o varios. Luego, después de una planificación detallada, las ondas ultrasónicas de alta intensidad calientan una pequeña porción del fibroma uterino a una temperatura de unos 85ºC. Este proceso puntual de calentamiento se llama sonicación y dura unos 15 segundos. Durante la sonicación el médico monitorea el progreso y revisa las imágenes sensibles a la temperatura.

El punto de sonicación tiene un volumen de forma aproximadamente cilíndrica que puede regularse en tamaño. Ya que cada sonicación trata un volumen muy pequeño el proceso se repite hasta tratar completamente el volumen requerido, generalmente unas 50 veces. Normalmente la duración del procedimiento completo es de unas 2 horas aunque depende del tamaño y la cantidad de miomas a tratar.

Después del tratamiento, los miomas se reducen y no causan más síntomas. Los miomas se desintegran poco a poco sin afectar a cualquiera de los otros tejidos de su alrededor. El cuerpo elimina el tejido tratado de forma gradual durante un período de semanas o meses, brindando el alivio de los síntomas. 

Detalles del tratamiento con MRgFUS

El tratamiento se lleva a cabo en una unidad de resonancia magnética de última generación (RM 3T). La mujer se acuesta boca abajo en una camilla (la cual tiene integrado el FUS) que entra en el scanner de RM. 

Cirugía no invasiva para los miomas y la adenomiosis con mrgfus (MR + FUS)

Control en tiempo real del tratamiento del mioma con FUS con la resonancia magnetica

El equipo clínico está en la habitación contigua con comunicación bidireccional usando un micrófono y altavoces. El médico le informará cuándo se estén tomando imágenes (scanning) y cuándo el sistema esté sonicando (tratamiento).

Antes de iniciar el tratamiento, la paciente se recuesta sobre la camilla, se acomoda, y se le proporciona una sedación y medicación para el dolor que le ayudará a estar relajada. No se utiliza anestesia, sino sedación para que esté consciente y poder comunicar las reacciones al médico durante el procedimiento. 

Durante el tratamiento es normal sentir una sensación de calentamiento en la región pélvica. Aún así, la paciente dispone de un botón de parada de seguridad que le permite detener inmediatamente la sonicación si ella considera que el tratamiento se vuelve doloroso.

Una vez finalizado el tratamiento con MRgFUS, la mujer descansará unas horas en la clínica, mientras desaparece el efecto de la sedación superficial. Luego podrá volver a su casa y retomar la actividad normal.

 

Mié, 23/01/2013 - 10:29 -- admin