Tratamiento ResoFus Alomar para el Temblor Esencial y la enfermedad de Parkinson

Resofus combina las imágenes resonancia magnética y los ultrasonidos en la tecnología de Ultrasonidos Focalizados, proporcionando un tratamiento transcraneal no invasivo guiado por imágenes de RM sin radiación ionizante.

Esta combinación de imágenes de RM continuas y las ondas sonoras acústicas (ultrasonidos) focalizadas ofrece la capacidad de proporcionar tratamientos con precisión milimétrica en el objetivo previsto sin causar ningún daño al tejido circundante que no se desea tratar.Este tratamiento permite detener la transmisión indebida de las señales eléctricas que producen el temblor haciéndolo desaparecer.
En el caso de la enfermedad de Parkinson no es una cura definitiva, sólo se consigue mejorar la calidad de vida pudiendo eliminar los temblores de la persona afectada.
Resofus puede ser utilizado para tratamientos contra los trastornos del movimiento tales como el tratamiento del dolor neuropático, la enfermedad de Parkinson y el Temblor Esencial.

Ultrasonidos Focalizados guiados por Resonancia Magnética

Durante el procedimiento los ultrasonidos atraviesan el cerebro sin la necesidad de incisiones. Se focalizan en un punto específico (VIM del tálamo) para crear una lesión milimétrica en el cerebro.

clock-icon
Rápida recuperación
Se trata de un único tratamiento, no invasivo, que brinda a los pacientes una rápida recuperación y la posibilidad de volver a las actividades de su vida diaria normalmente el día siguiente de la intervención.
no-infection-icon
Reducción de riesgos
Comparado con la radiofrecuencia o la estimulación cerebral profunda, los ultrasonidos focalizados ofrecen la reducción del riesgo de infección postoperatoria, lesión de áreas no deseadas y formación de tromboembolismos.
mri-icon
Guiado por resonancia magnética
Gracias a que es una técnica guiada mediante de RM, le confiere seguridad y reduce los efectos secundarios por lesión a estructuras que no queremos dañar.
no-invasive-icon
No invasivo
Al ser una técnica no invasiva, los ultrasonidos focalizados pueden ser una opción para pacientes con temblor esencial fármaco-resistentes o pacientes de elevada edad que actualmente no son candidatos a cirugía convencional.
stop-tremor-icon
Cese inmediato del temblor
Los ultrasonidos focalizados ofrecen una resolución rápida de los síntomas. El temblor desaparece durante el mismo tratamiento/intervención.
no-radiation-icon
Sin radiación
A diferencia del tratamiento realizado con radiocirugía estereotáctica, los ultrasonidos focalizados no utilizan radiación ionizante, evitando así, los efectos secundarios a la exposición de radiación.

¿Que sucede durante el tratamiento?

paso_marco_estereotactico1

Preparación del paciente

colcacion_rmn2

Planificación

tratamiento3

Tratamiento

paciente_encamado4

Post tratamiento

El tratamiento se efectúa mientras usted se encuentra tumbado en el sistema de resonancia magnética. Para un tratamiento más limpio y sin obstáculos antes de entrar, su cabeza se debe rasurar y limpiar de forma que esté completamente higienizada. Para su comodidad se le administrará anestesia local y se le colocará un marco de inmovilización para evitar movimientos de la cabeza durante el tratamiento. La colocación de este marco será la parte más inconfortable del tratamiento.

La frecuencia cardiaca, la presión sanguínea y los niveles de oxigeno en sangre serán monitorizados en todo momento durante el tratamiento. Una vez controladas sus constantes vitales, será en ese momento en el que se podrá tumbar en la mesa de la RM dónde se procederá a planificar y realizar el tratamiento. Puede que se le deba de administrar medicación adicional para que esté más confortable. En todo momento estará consciente durante el tratamiento a diferencia de otro tipo de intervenciones, y se comunicará con el médico y enfermeras durante el tratamiento.

Primero se deberá tumbar en la mesa de la RM (resonancia magnética) dónde se le tomarán una serie de imágenes del cerebro con el fin de realizar la planificación del tratamiento. El neurocirujano marcará en el ordenador el punto que debe ser tratado con la mayor precisión que nos ofrece la tecnología médica en estos momentos. Inicialmente se le administrarán bajas dosis de ultrasonidos focalizados para tener la certeza y seguridad de que el punto marcado es el correcto.

Durante el procedimiento, se le pedirá que realice tareas especificas para poder verificar que la localización del punto seleccionado es el correcto. Entre estas tareas pueden pedirle tocarse la nariz con el dedo o dibujar espirales en una pizarra. Una vez el neurocirujano ha hallado el punto exacto se utilizarán los ultrasonidos focalizados para realizará una lesión permanente.

Se aplicarán ultrasonidos focalizados directamente al punto seleccionado durante unos 10-40 segundos. A este procedimiento se le denomina "sonicación". Los doctores monitorizarán el efecto de su temblor en tiempo real y continuarán con más sonicaciones adicionales para verificar que ese punto es el que mejor resultado le proporciona.

Durante el tratamiento, dentro del casco de ultrasonidos, circulará agua fría para no recalentar el cerebro. También se le proporcionará un botón de "parar sonicación" para indicar al neurocirujano que desea parar el tratamiento por cualquier razón. Cuando el neurocirujano esté seguro de la localización de tratamiento se le aplicará una sonicación final para realizar una ablación definitiva. La totalidad del tratamiento es aproximadamente entre 3 y 4 horas desde que se entra dentro de la sala de resonancia magnética.

Después del tratamiento se le desplazará a la sala de recuperación para observación y se le sacará el marco de fijación de la cabeza. Justo después se le realizará una resonancia magnética craneal convencional para validar el tratamiento realizado y verificar que no se ha provocado ningún efecto secundario o daño colateral.

Como medida preventiva deberá pasar una noche en el hospital y al dia siguiente el neurocirujano le pasará visita y si todo es correcto podrá volver a casa. Las visitas de seguimiento tendrán lugar al cabo de un mes y al año del tratamiento.

Los resultados hablan por si mismos

Antes

Después